C L I N I C A V E T E R I N A R I A D O S O N A

¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades fuera de casa? - Clínica Veterinària d’Osona

¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades fuera de casa?

19 de enero de 2024 AdminD Comments Off

¡Hola amigos peludos y queridos clientes de nuestra clínica veterinaria!

Hoy queremos compartir con vosotros algunos consejos útiles sobre cómo enseñar a vuestro querido cachorro a hacer sus necesidades fuera de casa. Entendemos que este puede ser todo un desafío, pero con amor, paciencia y un poco de guía conseguiréis que vuestro cachorro aprenda rápidamente a hacer sus necesidades como es debido.

Pasos previos:

Hacer las necesidades «bien» dentro de casa: Primero, el trabajo empieza en casa. Tenemos que darle un sitio dentro de casa donde pueda hacer sus necesidades cuando haga falta (un empapador, papeles de diario, etc.), debe ser un sitio que se pueda reconocer fácilmente, que tenga siempre a mano, cerca de donde pase gran parte del día y además debe de ser un espacio suficientemente grande como para que se sienta cómodo y cuando vaya a hacer sus necesidades, las haga siempre dentro (un pedazo pequeñito de papel de diario donde no quepa bien y que cuando haga sus necesidades el culete le quede fuera, no nos sirve). Lo primero es conseguir que no haga micciones y heces por toda la casa, si no que entenga que debe hacerlas encima del empapador o en un sitio que hagamos elegido nosotros. Lo más fácil para conseguir eso es prepararle una habitación para él donde la mayoría de superficie del suelo sea una zona donde pueda hacer sus necesidades (en una habitación pequeña recubrir 3/4 partes del suelo con empapadores o papeles de diario, el otro 1/4 de habitación tendrá una camita, juguetes, agua, comida, etc.), de forma que tanto si lo hace voluntariamente cómo por casualidad, siempre acierte y lo haga donde debe. De esta forma, con el paso de los días él irá asociando que el pipí y la caca se hacen sobre esa superficie extraña, de color blanco (empapador) y que tiene esa textura específica. Si además cada vez que vemos que hace pipí o caca dentro del empapador le felicitamos, damos premios y hacemos muchas fiestas, aún lo entenderá más rápidamente. Con el paso de los días podremos ir reduciendo la cantidad de superficie ocupada y él irá buscando más activamente la zona donde debe de hacer sus necesidades.

Empezamos a salir a la calle: Una vez dentro de casa ya tiene claro donde debe de hacer sus necesidades, ya estaremos preparados para salir a la calle. Antes de hacerlo pero, es muy importante también que el cachorro ya tenga la pauta vacunal completa, para poder salir tranquilamente sin tener que preocuparnos porque coja alguna enfermedad que pueda comprometer su salud. Si ya está todo correcto y listo, ya podemos empezar a hacer la pauta para enseñarle a hacer sus necesidades fuera de casa:

  • Establecer una rutina: Los cachorros se adaptan bien a la rutina, así que estableced un horario regular para salir a pasear con vuestro cachorro. Empezad haciendo tantas salidas como podáis durante el día y a medida que lo vaya haciendo bien, id reduciéndolas para adaptarlas a un horario que os sea más cómodo. Cabe entender que un cachorro no tendrá un control completo del esfínter de la vejiga hasta los 6-8 meses, por lo que será necesario sacarlo a menudo para que no deba aguantarse demasiadas horas al interior. Si no, a veces hará pipí en casa por el simple hecho de no poder aguantar, aunque él quiera.
  • Refuerzo positivo: Cuando vuestro cachorro haga pipí al exterior, premiadlo con chuches, felicitaciones, fiestas, etc. Esto le hará asociar hacer sus necesidades fuera con cosas positivas y estará más predispuesto a repetirlo.
  • Supervisión constante: Estad atentos a sus necesidades y comportamiento de vuestro cachorro, especialmente después de beber agua o de jugar. Si veis señales como rondar y oler, es el momento perfecto para salir al exterior antes no veáis que se pone a hacer pipí dentro de casa.
  • Mantener o eliminar el empapador de dentro de casa? Pues mientras estéis en una fase inicial del aprendizaje dejadle disponible el empapador para que pueda hacer las necesidades en un sitio correcto dentro de casa si le hace falta y seguid insistiendo igualmente en salir a la calle. Cuando ya empiece a hacerlo bien fuera de casa, podéis empezar a quitar el empapador en los momentos en que esté dentro de casa supervisado o cuando lo dejéis solo por poco rato. En cambio, durante la noche o mientras estáis fuera de casa varias horas (por ejemplo para trabajar) lo mejor es aún dejar el empapador hasta que sea mayor y tenga más control de los esfínteres. De esta forma no aprende a hacer el pipí mal (si aprende que puede hacer pipí en cualquier rincón de casa, corregir este comportamiento cuesta más).
  • Limpieza adecuada: Si vuestro cachorro hace pipí dentro de casa, en un sitio donde no debería de hacerlo (parquet, baldosas, etc.) limpiadlo con un producto específico que elimine el olor de orina para evitar que vuelva a hacerlo al mismo sitio (detergentes o jabones que pongan «oxígeno activo»).
  • No castiguéis: Este punto es muy importante, en caso de accidentes evitad reñir o castigar a vuestro cachorro. Esto solo generará miedo y confusión y puede hacer que decida no hacer sus necesidades delante vuestro, hecho que dificultará mucho que lo haga en la calle ya que os tendrá delante. En lugar de esto, centraros en el refuerzo positivo cuando lo haga bien. Si se hace un pipí o caca fuera de lugar dentro de casa, simplemente limpiadlo bien y ya está. En cambio, si lo pilláis justo en el momento en que se agacha para hacer pipí, podéis intentar «despistarlo» al momento diciéndole «venga, corre, vamos a fuera a pasear», lo agarráis y lo sacáis fuera. Con un poco de suerte se le cortará el pipí y después de un rato paseando fuera, lo hará bien y lo podréis felicitar. Recordad pero, sin reñir ni castigar.
  • Consistencia: La consistencia es la clave. Mantened la misma rutina, pautas y formas de felicitarlo. Esto ayudará a vuestro cachorro a entender más rápidamente lo que se le pide si siempre se repite todo de la misma forma.

Recordad, cada cachorro es único y puede tardar distinto tiempo en aprender. Además, hasta cierta edad no tendrá un control correcto de los esfínteres por lo que por mucho que lo entienda, en ciertas ocasiones no podrá aguantarse. Sed constantes, cariñosos y positivos durante este proceso de aprendizaje. Si tenéis alguna duda, pregunta o necesitáis más consejos, estamos aquí para ayudaros. Juntos, haremos que esta etapa de la vida de vuestro cachorro sea una experiencia positiva para todos!

Ir al contenido